Reseña | Adonde vuelan las golondrinas, Elizabeth Bowman

20 diciembre 2015


Adonde vuelan las golondrinas

Vestales
7 Septiembre 2015
Histórico
Independiente

¿Qué lleva a un hombre a la crueldad con otro hombre? ¿Qué lleva a una sociedad a esclavizar a sus semejantes, a tratarlos con desprecio, a considerarlos una mercancía? Esas preguntas son las que se hace Rebecca Hale cuando llega desde Inglaterra al sur de los Estados Unidos, a Old Oak, una plantación en la que el maltrato es moneda corriente, en la que la crueldad se exhibe como un trofeo. Contratada para trabajar como institutriz, Rebecca debe lidiar con el carácter irascible del dueño de la hacienda y con el orgullo sureño que no termina de aceptarla como una igual.

A pesar de los castigos y de las persecuciones a los esclavos que se escapan, las ideas abolicionistas de libertad e igualdad se extienden, y la disparidad entre el Norte y el Sur hace que el país esté a punto de la fractura. No del todo ajena a la inminencia de una guerra, conmiserada de los esclavos, Rebecca los visita en sus barracas para llevarles la comida que les es escatimada, el abrigo que falta, la compañía que borra las fronteras entre blancos y negros. En esas circunstancias de desasosiego, encontrará en el hermano del dueño de la plantación y conocido abolicionista un par con quien compartir ideas, anhelos y ver llegar las golondrinas que vuelven todos los años.

Cuando estalle la Guerra de Secesión, sin embargo, lo que quedará será la desolación, el abandono, y los protagonistas de esta historia deberán dispersarse, aunque muchos de ellos intenten volver de esa diáspora.

Elizabeth Bowman ha escrito una novela que retrata la crueldad del hombre con el hombre, los horrores de la guerra, las ideas de libertad. Adonde vuelan las golondrinas es una historia de un tiempo y sus protagonistas, una profunda reflexión sobre la condición humana.


Leer una novela de Elizabeth Bowman siempre es un placer, pues consigue envolverme con las historias que narra y con los personajes que crea. Esta ocasión no ha sido distinta, al contrario, la trama me ha arrastrado hasta una época que me encanta y con la que siempre disfruto. El libro en cuestión es Adonde vuelan las golondrinas, un argumento muy bien documentado y perfilado que me ha arrastrado desde Inglaterra hasta Carolina del Sur viviendo con intensidad y con cierta tristeza y dramatismo las crueldades cometidas por una nación a punto de ser conducida a una violenta y decisiva guerra, que supondrá un antes y un después para todo un país. Históricamente me estoy refiriendo a la Guerra de Secesión, hechos que separaron a familias enteras y para nuestros héroes no iba a ser diferente.

Rebecca Hale es una dulce joven, que espera pacientemente que su prometido, Martin Keats, dé el gran paso y decida casarse con ella. Sin embargo, tras diez años de compromiso todo termina de forma precipitada con una carta enviada por éste rompiendo con ella, dejando el nombre y honor de la joven sumido en la vergüenza. Estos sucesos la han liberado de un hombre al que creía amar y que llevaba todo este tiempo ignorándola, con lo cual, ahora ha llegado el momento de darle un giro a su vida alejándose de las habladurías y del posible regreso de Martin. Para ello, no duda en coger un barco y viajar hasta Carolina del Sur, a una plantación algodonera Old Oak. Allí, como institutriz de las hijas del temible Jeremiah Masen, conocerá a gente con ideales muy distintos a los suyos capaces de actuar con una violencia extrema hacia otras personas por la simple distinción del color de piel. Para ella la esclavitud es inadmisible y va a intentar ayudar a estas pobres gentes aunque ello signifique enfrentarse a la maldad de Masen. Estos ideales en vez de acercarla al personal de la casa la aislarán y la arrastrarán a una existencia un tanto solitaria, rota solo por la dulzura de sus pupilas y por la amistad con alguien completamente opuesto al demonio de Masen. Este no será otra que el hermano menor del dueño de la plantación, Daniel, un hombre carismático apasionado y un ferviente abolicionista que lucha contra la esclavitud. Daniel se convertirá en su punto de apoyo y en sus ganas de vivir, pero un gran cambio se aproxima y este acontecimiento supondrá un gran giro en su vida.

Daniel Masen desde siempre ha pensado de forma diferente a los suyos. Dejó la carrera militar, algo que lo distanció de su padre y además odia que las personas se crean con derecho a ser dueños de otro ser humano, pensamientos que le han acarreado muchos problemas y lo han convertido en un activista contra la esclavitud. Todo esto le dificulta su regreso a Old Oak aunque no lo detiene, algo que le va a permitir en una de sus visitas conocer a la nueva institutriz, la señorita Hale, una joven que le va a robar el corazón y que lo unirá a ella hasta las últimas consecuencias.

La relación de Rebecca y Daniel, va floreciendo poco a poco, pero desafortunados acontecimientos sumados al comienzo de la Guerra de Secesión los va a separar por una larga temporada y solo gracias a su fuerte amor podrán superar los duros golpes que van a tener que afrontar. De este modo, Rebecca comenzará una nueva etapa en su vida, alejada de su amado y ante ciertos sucesos, de vuelta a su hogar en Inglaterra. Allí deberá enfrentarse al pasado y tomar la decisión más difícil de su vida que la encerrará en un infierno que solo podrá soportar gracias a los recuerdos y a las noticias de Daniel, pero la guerra se alarga y cada vez es más lejano el momento de su reencuentro.

¿Volverán Daniel y Rebeca a entrelazar sus almas y corazones?

Elizabeth Bowman siempre acierta con las historias que relata, logrando que la novela destaque y enganche y aquí ha tratado un tema que provocó demasiado dolor en su momento para conseguir un fin tan justo y necesario. El argumento está muy bien documentado, logrando que el lector vea y sienta los efectos de la guerra. Asimismo, la personalidad con la que dota a los distintos personajes es extraordinaria pues demuestran fortaleza, maldad en estado puro y una gran pureza de corazón en el caso de nuestros héroes y de algún que otro secundario como son Solomon, Ptolemy y Burdetta, tres esclavos que te llegarán al corazón. Además de todo esto, la crudeza de ciertas escenas da mucho más realismo a la novela emocionándote de un millar de maneras distintas para vivir con plenitud, sin ataduras, las emociones que se desprenden de ella. Con lo cual, solo me queda destacar la gran ambientación que encuentras entre sus páginas resultando imposible no imaginar todo lo que cuenta, también la sublime pluma de Elizabeth ayuda a enamorarte de esta espectacular historia que tan buenos momentos me ha proporcionado y que nada más terminarla ansiaba volver a comenzarla para así dejarme arrastrar nuevamente por todo lo que había sentido durante su lectura.

Adonde vuelan las golondrinas de Elizabeth Bowman te permitirá conocer el romance de una pareja que luchará contra la distancia y una terrorífica guerra para alcanzar su mayor sueño, disfrutar de su amor por toda la eternidad.





6 comentarios :

  1. Muchísimas gracias por esta preciosa y agradecida reseña. Siempre es un honor y una satisfacción saber que las letras que escribo son recibidas con tantísima sensibilidad. Sois la clase de lectoras (emotivas, románticas, receptivas) que todo autor quisiera tener en su cabecera.
    Infinitamente agradecida, mis queridas.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  2. La temática no me va mucho y el momento en que está ambientada tampoco, aunque debe ser una bonita historia por lo que dices.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  3. Pinta super bien! me lo apunto, las buenas ambientaciones son mi debilidad.
    Gracias por la reseña.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  4. Que bonito parece!!! Me ha llamado la atención el titulo, pues mi mejor amiga es super amante de las golondrinas y pensé que podría ser un buen regalo. El problema es que no sé si es el genero apropiado para ella, pero lo estudiaré... jejeje Gracias por la reseña. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Estoy enamorada perdida de esa portada tan bonita; si de por sí me encanta el estilo de Elizabeth, no puedo esperar a leer esta historia, así como la última que acaba de publicar con Romantic, que tiene una pinta estupenda. Gracias por su reseña, me ha encantado y me ha dejado aún más ansiosa de conocer esta historia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. No creo que sea un libro para mí. Saludos :D

    ResponderEliminar

¡¡Nos gusta leerte!!

Si quieres dejarnos algún comentario estás en tu derecho siempre y cuando no sea insultante, denigrante o para hacer spam porque en todos estos casos el mensaje será borrado. Tampoco aceptamos comentarios con enlaces de descargas de libros pues también serán borrados.

Por favor, no dejéis el enlace de vuestro blog, ya nos pasaremos por el a través de vuestro perfil. Comentario que no cumpla esta norma, será borrado inmediatamente.

Devolvemos todos los comentarios que nos dejan
por lo que si quieres que nos pasemos por tu blog no dudes en comentar, estaremos encantados con tu visita y a su vez de visitarte nosotras.

Este blog crece con tus visitas y tus aportes así que anímate y COMENTA!!